Fin de año

Este año, hicimos la plancha.

Fue un año tranquilo, sin malas ni excesivamente buenas noticias. Normal, tranquilo. La curva de la discapacidad estuvo sin sobresaltos. Violeta tuvo avances leves: mejoró un poco la hipertonía de las manos, se mantiene parada un par de minutos con la ayuda de un sillón, está dando sus primeros pasos con un andador (que se lo prestan hasta marzo), conseguimos colegio e integradora (a pesar del quilombo de diciembre que ya mencioné en otro post) y empezó nuevas terapias.

Aparecieron sus primeras enfermedades y primeros broncoespasmos que no están asociados a su malformación sino a su herencia (mi marido y yo tuvimos asma infantil), pero dentro de todo bien, sin sobresaltos.

Ahora en el verano, está moviendo mucho sus piernas y brazos en la pileta con la ayuda de un salvavidas.

Muy a mi pesar, nos invadió la Princesita Sofía. Los 2 años vinieron con las infinitas repeticiones del capítulo de la princesa tímida, caprichos, pocas ganas de dormir la siesta… en fin, por suerte, mucho de lo que hace cualquier chico de esa edad.

Escribí poco porque estuve trabajando en docencia y terminando el profesorado pero ya me voy a poner a trote nuevamente.

2016 nos espera con muchas cosas nuevas. Y espero, buenas.

Les deseo un excelente año a todos, a los que tienen padres con hijos sanos y a los que no.

Hasta el año que viene.

1933551_10208205866733757_8898390584059554599_o

Viole abriendo sus regalos de Navidad.

 

Hay gente buena dando vueltas

No se imaginan los momentos que pasamos con esto del colegio.

Hoy hubo una larga reunión con la gente del centro de integración y la gente del colegio. No sé bien todavía qué pasó pero me llamaron para decirme que me quede tranquila, que todo se solucionó y que el miércoles me dan detalles.

En estas 48hs acudí a cuanto contacto escolar conocía. Muchísimos amigos movieron cielo y tierra para averiguarme de colegios, las terapeutas llamaron a madres para ver si sabían de algún colegio con vacantes, una amiga se ofreció a hablar con su directora, una profesora mía lo mismo. Gente amiga y gente que por ahí no me conoce mucho se preocuparon por la situación de Violeta.

Les agradezco infinitamente.

Padres de hijos con discapacidad: nunca piensen que están solos. Si piden ayuda, siempre van a encontrar gente buena dando vueltas.

IMG_20151112_174747_1

 

La paradoja del Día internacional de las Personas con Discapacidad

No podía ir todo tan bien.

De golpe y porrazo, tuvimos una pésima noticia.

Estuve por ir a pagar la matrícula del colegio y me llaman para decirme que no vaya. ¡? Me llaman al otro día y me explican que hay un nene de la edad de mi hija que tiene prioridad, que estaba tramitando una especie de permanencia para ir a sala de 2 y se la negaron. Con lo que ese nene iría a sala de 3 y la matrícula de Viole quedaría en veremos.

En diciembre.

¿A dónde voy en diciembre?

El colegio apeló este rechazo y mañana me contestan qué va a pasar. La supervisora no aceptó esa permanencia y los dos chicos no sé por qué no pueden estar en la misma sala. Mi hija, por ahora, se queda sin colegio, sin derecho a la educación.

Linda noticia para recibir este día ¿no?

Continuará…